Lo cerca que estuvieron estas personas de la muerte te dará escalofríos.

La tragedia estuvo a un segundo y algunos centímetros de distancia, y algunos de ellos ni siquiera se dieron cuenta. Las experiencias de estas personas dan un nuevo significado a la expresión “salvarse por un pelito”. Es escalofriante.