Este bulldog es el equivalente al tipo del cine que no se calla.

Este bulldog se llama Kahlessi, y de acuerdo a su mamá humana, disfruta viendo películas de terror, pero fiel a su instinto, cada vez que percibe alguna situación estresante, se pone a ladrar para intentar prevenir a las personas de la pantalla sobre peligro inminente, especialmente si se trata de niños.

Aún cuando el comportamiento de Kahlessi es entrañable, nos recuerda enormemente a esa persona que se sienta junto a tí en el cine, y se dedica a comentar y a prevenir a los personajes durante toda la película.