Carnicero bárbaro y brutal, en la cárcel por torturar al ganado. VIDEO.

Un carnicero fue encarcelado después que fue grabado y descubierto azotando la cabeza y pateando a cerdos y ovejas que iba a sacrificar, en un matadero de gran prestigio en Inglaterra

ADVERTENCIA: CONTENIDO PERTURBADOR.

'Barbaric' slaughterhouse worker filmed crushing and stamping on screaming animals

foto: Hillside Sanctuary

Anthony Bagshaw, de 36 años y oficio carnicero, fue descubierto lanzando a una oveja contra una cerca metálica, pateando a un cerdo muy fuerte en la cabeza, y golpear a una oveja tan fuerte en la cabeza con una arma eléctrica, que los pobres animales caen inconscientes.

La violencia barbárica de este carnicero, fue descubierta gracias a que un grupo protector de los animales llamado Hillside Animal Sanctuary colocó cámaras escondidas debido a los rumores de los horrores que sucedían en el matadero de un negocio que pertenece a una familia de “clase alta”, y que es apreciado en Inglaterra por vender carne obtenida sin violencia y sin sufrimiento de los animales.

El santuario instaló cámaras después de recibir una denuncia anónima acerca de lo que en realidad ocurría en este matadero, que se encuentra anexo a la casa de la familia de carniceros, dueños de la marca de carne S Bagshaw e Hijos, en Staffordshire, Inglaterra.

En el video obtenido, se puede ver a Bagshaw golpeando a la oveja en la cabeza con una barra metálica, y saltando sobre la cabeza de otro animal que atrapa en una esquina.  Después se le ve atrapando y aplastando  a un cerdo contra una pared, causando que grite de dolor antes de colapsar.

ADVERTENCIA: IMAGENES PERTURBADORAS DE VIOLENCIA CONTRA ANIMALES.

Al aparecer en la Corte del Condado Stafford, Bagshaw se declaró culpable de 24 delitos incluyendo nueve de crueldad animal, tres de violencia extrema, y siete de atentar contra la seguridad de la comunidad en la producción de insumos para la alimentación.

El carnicero, que tiene más de 20 años de experiencia, fue encarcelado por 10 meses y le ha sido prohibido poseer, cuidar o transportar animales de granja por 15 años.

el juez del caso Jonathan Goslin describió el abuso como “crueldad brutal”, que no debe ser tolerada.

El negocio familiar dejó de funcionar cuando estas imágenes se hicieron públicas.

John Watson, del santuario que descubrió este caso, dijo que estaba contento que Bagshaw fue sentenciado, pero pidió a las autoridades a tomar el abuso en los rastros y mataderos con más seriedad.

En nuestra opinión, este tipo de violencia contra animales indefensos debería de hecho ser tratado con más seriedad en todo el mundo, incluso equipararse con crímenes contra seres humanos.