Tocaba guitarra por unas monedas. Cuando se le unieron dos extraños, se hizo mágico.

La gente rara vez se detiene a escuchar  a los artistas callejeros. Este guitarrista captó la atención de dos talentos callejeros igual que él, y al unirse armaron un espectáculo callejero de lo más entretenido. Disfrutalo es gratis. Pero no olvides dar una moneda al siguiente artista que veas en la calle.