Segundo hombre negro asesinado por la policía en Estados Unidos.

El asesinato de Philando Castile a manos de la policía de Minnesota después que fue detenido por traer una luz trasera rota en su auto. Este homicidio a sangre fría, el segundo en dos días, fue la gota que derramó el vaso y ocasionó manifestaciones en todo Estados Unidos.

Philando Castile viajaba en su auto, con su novia y una niña de cuatro años. El policía lo detuvo y pidió identificación y  licencia. El señor Castile dijo al policía que llevaba un arma en el auto, pero que tenía permiso para ello. Que  sacaría la licencia de su bolsillo trasero para mostrarle los documentos que el oficial solicitaba.  Sin embargo el policía enloqueció y le disparó cuatro  veces.

Philando%20Castilo%201%20_1467874502852_1519440_ver1.0

La novia del señor Castile, identificada como Diamond Reynolds  comenzó a transmitir en vivo justo despues de los disparos, y se puede ver cómo calmadamente reclama al policía el porqué disparó, si el señor Castile obedecía la indicación de enseñar sus documentos.  Se ve cómo el oficial continúa apuntando su arma por la ventana, y se le escucha gritar, completamente enloquecido en lugar de ayudar al herido.

Este es sólo uno más en una larga lista de asesinatos de hombres negros a mano de la policía en Estados Unidos, que disparan primero y preguntan después.