Gato congelado se recupera milagrosamente

Cuando el gato Fluffy llegó a la clínica veterinaria, no se creía que fuera a sobrevivir.

La gatita Fluffy escapó de su hogar durante el Vórtex Polar que azotó Norteamérica

La gatita Fluffy fue encontrada completamente congelada

Fluffy fue encontrado por sus dueños a la orilla de un río congelado en Montana, en Estados Unidos, en uno de los días más helados de que se tenga memoria.

Fluffy acostumbra a jugar en el patio de su casa, pero se cree que se alejó persiguiendo ardillas, y fue inmediatamente congelada por las temperaturas de -20 ° producto del fenómeno meteorológico conocido como Vórtex Polar, que lanzó las temperaturas de Canadá y Estados Unidos  a mínimos históricos.

A pesar que su temperatura era tan baja que no se detectaba, su corazón aún latía

Estaba inconsciente, y con su pelo completamente congelado.  Sin embargo, los veterinarios se negaron a rendirse y decidieron luchar para tratar de revivirla.

“Cuando vinos a Fluffy, debo decir que lo único que pensamos es que deberíamos intentarlo”, dice Andrea Dutter, la Directora Ejecutiva de la Clínica Veterinaria Kalispell. “Todas las manos a la obra para ayudar a esta dulce muchacha”

La temperatura de Fluffy era tan baja que no se registraba en los  termómetro, pero podía detectarse un débil latido cardiaco.  Así que por la voluntad inquebrantable de la gatita,  no podían declararla muerta a pesar de estar prácticamente congelada. 

Desde el principio trataron de descongelarla con distintos métodos, comenzando con agua tibia para derretir el hielo y la nieve.  Después utilizaron toallas tibias recién salidas del secador, pistolas secadoras de cabello, almohadillas térmicas,  y cuando consiguieron detectar un ligero aumento en su temperatura, pudieron por fin administrarle fluidos vía intravenosa y la paciente comenzó a recuperar la conciencia.

Después de dos horas, Fluffy regresó a la vida

Después de dos horas interminables de frenético tratamiento, finalmente la temperatura de Fluffy comenzó a subir, y ella dio señales de que iba a recuperarse. 

Los médicos creen que la gatita se congeló tan rápido que cayó en estado de hibernación que conservó sus tejidos y órganos en perfecto estado, y recibió cuidados médicos  justo antes que su corazón dejara de latir, lo que habría causado daños irreparables.  La atención médica oportuna la ayudó a recuperarse por completo.

La atención médica oportuna ayudó a que la gatita no sufriera daños permanentes

Ahora Fluffly está de vuelta en casa con sus humanos, disfrutando la vida al máximo.

Los especialistas en cuidado animal recomiendan que se evite que las mascotas deambulen sin supervisión en exteriores, para evitar que sufran accidentes como el de Fluffy, porque no todos son tan afortunados de recibir ayuda de forma oportuna.