¿Quién no ama a un bebé gordito? Cuento corto de terror.

Everybody Loves a Fat Babyby reddit user Purple_MittensEverybody loves a fat baby. You can’t help but pinch their cheeks, tickle their tummies, and grab a toe to play “this little piggy”. They give the most contagious jolly smiles that brighten anyone’s day.My baby is skinny. I’ve tried to fatten him up but he fights me every step of the way.[[MORE]]He refuses to drink his new formula and seemingly metabolizing things faster than I can microwave a bottle. Nobody wants to pinch my skinny baby and play peekaboo. People walk right by and act like he doesn’t exist.Sometimes I feel like he doesn’t gain weight on purpose, just to rob me of my gleaming years of motherhood. I know that’s crazy, and then I feel guilty and cry because all I want is for my baby to be healthy.My husband says I have post-partum depression. But he’s even worse. He locks himself in the bedroom and never comes anywhere with me and the baby. He looks at me differently, and I worry that he no longer finds my body attractive.Yesterday at the grocery store, someone called the police because they think I’m starving my baby. I keep telling the investigators that I’m doing everything I can to fatten him up but they won’t listen.That’s why I’m writing this statement for my lawyer. When he gets me out of here and gets me my baby back, I want to sue this department for slander. Not only do they say I don’t deserve my baby, they call me “pathetic” and “horrifying”. What hurts me even more are the names they call my baby—"rotting" and “stillborn”.
Del usuario de reddit  Purple_Mittens

Todo mundo ama a los bebés gorditos. No puedes evitar pellizcarles las mejillas; hacer cosquillas en su pancita y jugar “este puerquito” con los dedos de sus piecitos.

Su risa es lo más contagioso que existe, e luminan el día de cualquiera.

Mi bebé es flaquito. He tratado de engordarlo pero él no se deja. No quiere beber su leche, y cuando lo hace, lo metaboliza rápidamente.

Nadie pellizca las mejillas de mi bebé flaquito, ni juegan escondidas con él. La gente pasa de lado y actúa como si él no existiera.

A veces siento que él no gana peso a propósito, sólo para quitarme la felicidad de presumirlo. Sé que suena loco, y luego me siento culpable por pensarlo y lloro, porque todo lo que quiero es que él esté sano.

Mi esposo dice que tengo depresión post parto. Pero él está incluso peor que yo. Se encierra en la habitación y nunca se acerca ni a mi ni a l bebé.  Me mira extraño, y me preocupa que ya no encuentre mi cuerpo atractivo.

Ayer en el supermercado, alguien llamó a la policía, porque pensaron que estoy matando de hambre a mi bebé. Y yo no dejo de decir a los investigadores que hago todo lo que puedo para engordarlo, pero ellos no me escuchan.

Por eso estoy escribiendo esta declaración para mi abogado. Cuando él me saque de aquí y hagan que me regresen a mi bebé, quiero demandar al departamento de policía por difamación. No sólo se atreven a decir que no merezco al bebé, sino que me llaman “patética” y “terrible”. Lo que me lastima más que llamen cosas a mi bebé. Que le digan “podrido”, o “feto”.

78110_rhys510_zombie-baby