El ratero número 10,000 de esta tienda es sorprendido con un desfile. Qué oso!

El equipo de seguridad de esta tienda en Japón sorprenden a la mujer que pretendía salir sin pagar. En lugar de utilizar la violencia, exponen su crimen al premiarla por ser la aspirante de ladrona número 10,000. Si pretendía salir sin que la notaan, las fotos, flores y el desfile expusieron sus mañas al público.