Cuando vayan a volar, no olviden quitar al gato antes de despegar!

Durante un paseo en avión ligero, la turista y el piloto se llevaron una gran sorpresa al ver al gato mascota del club en la parte superior de una de las alas. Existía el riego que el pobre gato se espantara y cayera al vacío, por lo que ambos hicieron un gran esfuerzo de ignorarlo para no sobresaltarlo. Que susto!